Comunicación
Nuevo servicio público de apoyo a la vivienda para personas con diagnóstico de salud mental

La conselleria de Servicios Sociales y Cooperación ofrece por primera vez un servicio público de apoyo en el hogar específico de salud mental. Lo hace mediante la concertación con entidades del tercer sector –entre ellas las tres que integran 3 Salut Mental– y ofrece 80 plazas para personas mayores de 18 años con una discapacidad igual o superior al 33 % asociada a un diagnóstico de salud mental.

La consejera de Servicios Sociales y Cooperación, Fina Santiago, y representantes de las entidades que gestionan estas plazas formalizaron la concertación del servicio el pasado 31 de julio. En un año, la Consejería destinará 1,2 millones de euros a financiar 80 plazas, de las cuales 50 son para personas con necesidad de atención de alta intensidad y 30 de baja intensidad, distribuidas de la manera siguiente:

Fundación Deixalles (15 de baja intensidad y 7 de alta intensidad)
Es Garrover (11 de baja intensidad y 7 de alta intensidad)
Estel de Llevant (11 de baja intensidad y 7 de alta intensidad)
Gira-sol (13 de baja intensidad y 9 de alta intensidad)

El servicio de apoyo a la vivienda se presta en el domicilio de la persona usuaria, con un horario flexible y adaptado, y tiene un objetivo socioeducativo de orientación y apoyo, dado que se dirige a mejorar la autonomía personal y la vida independiente. Este servicio, que no tiene un carácter asistencial, también sirve para prevenir o evitar el internamiento innecesario, o la utilización de recursos especializados, de las personas con discapacidad asociada a un diagnóstico de salud mental que, con una alternativa adecuada, pueden dar continuidad a su permanencia en el domicilio de manera independiente.

Este es el segundo servicio de atención a las personas con diagnóstico de salud mental que la Consejería de Servicios Sociales y Cooperación integra en la cartera pública de servicios sociales, después del servicio ocupacional, también concertado por primera vez esta legislatura y al cual se destinan 1,5 millones de euros.

Asistieron a la firma de la concertación del servicio, además de la consejera Fina Santiago y del director general de Dependencia, Juan Manuel Rosa, Josep Falcó por parte de la Fundación Deixalles, Pere Quetglas de la Fundación Es Garrover, Guillem Febrer de Estel de Llevant y Alfons Suárez de Gira-sol.

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per oferir els nostres serveis, optimitzar l’experiència d’ús de la nostra pàgina web i analitzar els hàbits de navegació dels nostres usuaris amb finalitat de millora. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Pot consultar com canviar la configuració o obtenir més informació