El Ayuntamiento de Inca cede una vivienda a la Fundación Es Garrover

El Ayuntamiento de Inca y la Fundación Es Garrover han firmado hoy un convenio de colaboración para la cesión del uso de una vivienda de titularidad municipal. La finalidad de este acuerdo es dar una respuesta residencial a las personas con trastorno mental de Inca que atienden desde la Fundación.

«Nos enfrentamos a un escenario de enorme dificultad e importantes consecuencias sociales, en el que el acceso a la vivienda para la población residente se hace cada día más complicado. Por eso, desde el Ayuntamiento destinaremos todos los recursos a nuestro alcance para ayudar a los sectores más vulnerables y apoyar el importante trabajo que realizan las diferentes entidades en nuestra ciudad», señala el alcalde de Inca, Virgilio Moreno.

A partir de ahora, Es Garrover podrá hacer uso, de forma gratuita y temporal, de la vivienda de titularidad municipal. Desde la Fundación Es Garrover atienden las necesidades de las personas con trastorno mental, incluidas las residenciales. «Es fundamental continuar con nuestro servicio de apoyo a la vivienda, con diferentes modalidades de intensidad, puesto que un modelo de vivienda propia, individual y con apoyos adecuados a la necesidad de cada persona es más sostenible, seguro e inclusivo que cualquier otra modalidad de vivienda», explica Pere Quetglas, gerente de la fundación.

Durante todo el plazo de vigencia del convenio, la Fundación Es Garrover tendrá que proceder, a su cargo y sin ningún coste para el consistorio de Inca, a realizar las reformas, obras e instalaciones que sean necesarias para que la vivienda reúna las condiciones adecuadas para cumplir con la finalidad a la cual se destina. Igualmente, la Fundación se compromete a la limpieza y conservación de la vivienda que se le cede, de forma que en todo momento presente un buen estado de mantenimiento, reponiendo los elementos que se deterioren y haciendo las reformas que sean necesarias.

La Fundación Es Garrover es una entidad sin ánimo de lucro constituida en 2005, que trabaja para la recuperación y la inserción social y laboral de personas con trastorno mental. La entidad atendió en 2020 a un total de 200 personas.